Con este argumento genérico emite la Comisión de Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos y Reglamentos del Congreso del Estado en noviembre del año pasado, la negativa a crear una legislación en Jalisco, que prevenga y elimine la discriminación en el estado.

Si alguno de ustedes se ha sentido discriminado o discriminada por persona civil u autoridad estatal o municipal, es importante que vayan con los cinco diputados y diputadas que firmaron este dictamen, (porque los otros 4 que forman parte de la comisión, no lo hicieron) y les platiquen su penar. Sin embargo tendrán que ser muchos o en su caso organizarse para presentarse de forma colegiada, ya que si no lo hacen, “se tratará de casos aislados” y seguirá sin comprobarse que existe “masivamente” la discriminación para que en Jalisco se legisle al respecto. Esto parece algo tan absurdo como que los diputados digan:”compruébenme que hay delitos, para que cree un código penal en Jalisco”

Ahora bien, debe tomarse en cuenta que si no existen evidencias estadísticas de discriminación en el estado, es precisamente porque no existe instancia oficial alguna que tenga dicha encomienda, como sí la hay a nivel Federal (CONAPRED).

Dicha función es precisamente una de las encomiendas del propuesto organismo autónomo para el estado de Jalisco denominado “Instituto para Prevenir y Eliminar las formas de Discriminación”, en la iniciativa de Ley realizada por diversos organismos público y privados expertos en la materia, que ahora desecha la Comisión de Puntos Constitucionales de la presente legislatura. El contrasentido es: ¿Quién les va a comprobar a los y las diputadas la discriminación, si no existe aún el organismo destinado para ello?

Lo que dicho dictamen denota, no solo es la ignorancia del tema por parte de los diputados, diputadas y asesores, sino la falta de voluntad política, interés y sensibilidad que debiera de caracterizar a un representante social.

No debería ser necesario para que los congresistas aprueben un dictamen que emita una ley en Jalisco para prevenir y eliminar la discriminación, el contar con la comprobación fehaciente de un fenómeno social que se advierte a flor de piel en el ágora público, así como en el seno de muchas familias en jalisco, sino la mera advertencia de que no existe procedimiento judicial o administrativo alguno que sancione actos discriminatorios cometidos por entidades públicas estatales y municipales.

¿En dónde queda la función del Congreso del Estado por garantizar desde la norma, la justiciabilidad de los derechos reconocidos en la Constitución Federal y local, así como en los tratados internacionales en la materia firmados y ratificados por el Estado Mexicano?

¿Qué tendrá que esperar Jalisco para contar con una legislación en materia de no discriminación acorde a sus necesidades?