Dice el que dice:

Bloguividentes, he recibido la afable noticia de que ansiaban mi regreso, y heme aquí para su ventura. Después de un fin de año atropellado, la batalla no termina y se agudiza. Para que ahora no quede ninguna duda, y que ya nadie me juzgue de loco, podemos ver que ahora los gigantes son, sin máscaras, unos verdaderos gigantes despiadados; ya dejaron de disfrazarse de molinos porque ya no tienen maíz que moler en México si no pregúntenle a ese que se hace llamar TLC. Les recomiendo que ni se emocionen porque a lo mejor no les responde nada. ¿Feliz año queridos bloguividentes? No estoy tan seguro. Ni tan de buenas para deseárselos. Así que ya, corre y se va con el archimonitoreo. No hubo mucha información en las páginas de las organizaciones durante estos tiempos, así que les pongo brevemente lo que alcanzó a aparecer. En la página de comunicación de la CNDH pueden encontrar una larga lista de comunicados que van desde diciembre hasta los pocos días que corren de enero donde ya comienzan a lanzar algunas estadísticas sobre el trabajo que realizaron. Estén al pendiente pues se avecina su informe anual. La CEDHJ por su parte cerró el año con dos recomendaciones sobre tortura dirigidas al Procurador General de Justicia del Estado. Los de Fundar, por su parte, cambiaron su domicilio, échenle un ojo a su página y actualicen sus directorios. Los chavos de la RedTDT lanzaron una Acción Urgente sobre Allanamiento y agresiones a defensora de DDHH, miembro del Fray Juan de Larios. Eso es todo, compañeros de lucha, es tiempo de retomar las armaduras, empuñar la espada montar cada cual su Rocinante y luchar por nuestra Dulcinea, que ya lo saben, empezó el año agonizante. Nos leemos la próxima…