Guadalajara, Jalisco a 18 de junio de 2008

A la opinión pública de México, particularmente del estado de Jalisco
A los medios de comunicación

El día de hoy me enteré a través de la prensa local sobre el amparo que unos magistrados le otorgaron a Martín Aguirre Aguirre. La verdad es que esto del amparo no me toma por sorpresa, ya lo esperaba: Martín Aguirre Aguirre es amigo del Procurador de Justicia, de quien me abstengo de mencionar su nombre, un Procurador que nunca ha querido dejar su cargo para que realmente se hagan las investigaciones correspondientes. El Procurador no ha dejado su cargo porque él también está involucrado, por eso no quiere que se haga justicia, ni que se aclare nada.

Además, quiero comunicar que por medio de mi padre, un enviado a nombre del Gobernador del Estado de Jalisco, me ha insistido en que quitemos el nombre del Procurador de la denuncia, que si mi hija y yo lo hacíamos, iban a capturar a Martín Aguirre y que todo esto se iba a acabar. Yo no les tengo confianza y con esta resolución todavía menos.

Quiero decir que estoy muy enojada; estoy enojada con este gobierno que tenemos; estoy enojada porque hace más de un año abusaron sexualmente de mi hija y hasta el día de hoy no nada más no hemos tenido justicia, sino que hemos sido maltratadas, violentadas, nos han tachado de mentirosas; estoy enojada porque ya no podemos hacer nuestra vida normal, vivimos con guardias y escoltas, vivimos con miedo de que puedan tomar represalias en contra de nosotras.

Yo quiero recordar que Martín Aguirre Aguirre, en persona, el 27 de abril del año pasado me ofreció dinero para retirar esta demanda. Un año después escuchamos la noticia de que ya no tiene orden de aprehensión. Yo ya no creo en las autoridades de Jalisco. Yo sé que mientras el Procurador no deje su cargo no se va a hacer nada.

Muchas gracias por su atención

Atentamente,
Sra. María Araceli Arellano Enciso