A LOS CIUDADANOS Y ORGANIZACIONES CON VOCACIÓN DEMOCRÁTICA
A LOS PERIODISTAS Y REPRESENTANTES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
A LOS TRES ÓRDENES DE GOBIERNO: FEDERAL ESTATAL Y MUNICIPAL
AL PUEBLO DE JALISCO

El Frente Nacional Contra La Represión capitulo Jalisco, hace el siguiente pronunciamiento:

1. Compartimos la preocupación que desde diversas organizaciones ciudadanas, sociales, civiles, académicas y populares se manifiesta, debido a las insistentes declaraciones de funcionarios públicos que desde distintos ámbitos del Gobierno, han solicitando la presencia del ejército en las calles del Estado, con el supuesto fin de combatir a la delincuencia. Nosotros afirmamos categóricamente que la presencia militar es innecesaria y por el contrario, que el ejército, en cumplimiento de las obligaciones que la Constitución le señala, en tiempos de paz debe permanecer en sus cuarteles. Consideramos que la inseguridad pública no es un problema de tanques, patrullas, toletes, armas, gases, bombas, toques de queda, represión e intimidación. La inseguridad pública es el producto de la política económica y social que durante los últimos 25 años se ha aplicado por los diferentes órdenes de gobierno. Por lo tanto, ésta se combate atacando sus raíces.

2. No puede el gobierno acabar con la inseguridad, cuando con sus acciones están creando condiciones cada vez mayores para que esta se mantenga. Nos referimos al desempleo creciente y permanente; a los salarios miserables que con el reciente aumento de precios alcanzan para menos; a la destrucción del campo; a la migración obligada por el hambre y la pérdida de los bienes; a la supresión de derechos y conquistas sociales de los trabajadores como la jubilación y la pensión para los afiliados al ISSSTE; a la reducción de las posibilidades para la inmensa mayoría de la población de acceder a servicios educativos y de salud de calidad; a la profunda corrupción que priva en los cuerpos policiacos; a la complicidad de altos mandos y funcionarios públicos con las redes de la delincuencia; a la enorme putrefacción de las instituciones responsables de impartir justicia; al saqueo de los recursos públicos y la utilización de los cargos en el gobierno para el enriquecimiento personal y camarillas de amigos y familiares que crean negocios al amparo del poder; a la falta de disposición y capacidad de los gobiernos e turno para atender las demandas y necesidades de la gente. Entre otros muchos ejemplos.

3. Lo anterior no solo crea un campo fértil para la inseguridad, sino que además incrementa de manera importante la irritación de amplios sectores del pueblo que miran con desesperación como sus aspiraciones a una vida digna y con calidad para ellos y sus hijos se alejan cada vez más hasta desaparecer en un lejanísimo e hipotético futuro que nunca llegará. Y la irritación es creciente, porque mientras esto ocurre a millones de mexicanos, observamos por otro lado, cómo una pequeña camarilla de empresarios y políticos acumulan y acumulan cada vez más riquezas, bienes y poder de manera insultante y hasta obscena. Como es obvio y debe quedar claro para todo el que tenga un mínimo de sentido común (que a veces es mucho pedir en los funcionarios públicos), esto no se corrige con amenazas, golpes o intimidación.

4. La militarización del Estado y la criminalización de la protesta social, no son por tanto, la alternativa para favorecer el desarrollo social y económico del estado de Jalisco y del país. La solución se encuentra en la implementación de una nueva política económica y social que ponga en el centro de sus objetivos el bienestar material y espiritual de la población a través de un empleo digno y bien remunerado para todos; acceso a la salud y la educación de calidad; a un medio ambiente sano y limpio; a espacios deportivos y recreativos, al arte y la cultura al servicio del pueblo.

5. Denunciamos y denunciaremos las agresiones en contra los trabajadores, sus organizaciones y los luchadores sociales y contra la población en general cometidas por el gobierno con el pretexto de la lucha contra la inseguridad pública. Nos oponemos y opondremos permanentemente a la militarización del Estado y la criminalización de la lucha social. Exigimos y exigiremos de los gobiernos que cumplan con sus obligaciones mejoren su desempeño para solucionar los lastimosos problemas sociales que aquejan al pueblo.

Atentamente,
Guadalajara, Jalisco junio 28 de 2008
Organizaciones integrantes del Frente Nacional Contra la Represión – Capítulo Jalisco