Foto: Ocho Columnas.

El día de ayer el Presidente de la CEDHJ presentó el tercer informe de su gestión, del que surgen dudas importantes por la carencia de un diagnóstico sobre el estado de los derechos humanos en Jalisco, su dispersión en el abordaje de temas de los que carece de datos y el excesivo análisis cuantitativo, con énfasis en su insistente petición de presupuesto.

Hay que preguntarse si los datos realmente reflejan lo que en lo cotidiano se vive en distintos ambientes de Jalisco; sobre todo cuando observamos luchas de ejidatarios por defender sus tierras, grupos de personas defendiendo los últimos recursos naturales, ciudadanos y ciudadanas que toman la calle ante la falta de escucha a sus peticiones de mejores servicios o seguridad, pueblos indígenas a los que no se les consulta una idea de “desarrollo”; muertes violentas de mujeres simplemente por su condición, entre otros.

Cabe entonces la pregunta sobre ¿en qué lugar se encuentra el trabajo de defensa de los derechos humanos de la CEDHJ?, la respuesta por el momento es imposible saberla, ante un discurso que si se trasladara a la información proporcionada por una dependencia de gobierno, no existiría francamente diferencia.

Eso nos hace recordar las características que debe tener un verdadero Ombudsman en su función: Independencia de los poderes, trayectoria, programa de acción, vinculación con la sociedad civil, conocimiento del marco jurídico, así como transparencia y rendición de cuentas.

Por lo menos en esos seis aspectos la CEDHJ tiene deficiencias que han sido públicamente documentadas: su falta de independencia caracterizada simplemente con la simple presencia ayer del Procurador de Justicia, en investigación todavía por actos de pedrastia y corrupción de menores; los constantes ataques a los que realizamos labores de defensa aspecto documentado en el

informe de la oficina del Alto Comisionado para los DH de la ONU y su desconocimiento del marco jurídico, sobre todo el internacional, como en el caso reciente de la demanda de grupos de diversidad ante el posicionamiento del Gobierno de Jalisco por los matrimonios entre personas del mismo sexo, al cual respondió que “no era tema de su agenda”.


La CEDHJ se caracteriza por archivar tres cuartas partes de las quejas que recibe; de las que restan solamente en un 0.48 % legan a ser Recomendación, de acuerdo a los datos del
Informe sobre la situación de los derechos humanos de Jalisco 2009 del Cepad.