Las organizaciones que conformamos la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” condenamos el asesinato de 72 personas migrantes indocumentadas en el municipio de San Fernando en el estado de Tamaulipas el pasado 24 de agosto y expresamos nuestra profunda indignación.

Las organizaciones de la Red TDTT de manera individual o colectiva hemos denunciado en casiones anteriores los abusos y violaciones a los derechos a las que son expuestas las personas migrantes en México y hemos realizado denuncias de lo que hoy día ocurre en os estados de Coahuila, Chiapas, Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Tabasco,entre otros.

Lo ocurrido en Tamaulipas no es un hecho aislado; las autoridades mexicanas locales y federales han tenido conocimientos de todos estos hechos a lo largo de los últimos años a través de los informes de organizaciones nacionales como internacionales, así como de la propia Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Las violaciones a los derechos humanos como desaparición, agresiones físicas y sicológicas, amenazas donde el derecho a la vida pende de un hilo y donde la política migratoria lejos de proteger la seguridad y la vida de las personas migrantes, lascriminaliza, se suman a la xenofobia y discriminación que caracteriza a nuestro país. Hacemos una vez más hincapié en la carencia de una perspectiva de derechos humanos en a política migratoria, así como en la política de seguridad que han implementado las instituciones gubernamentales. La situación de las personas migrantes se agrava en el caso de las mujeres migrantes, que pr su condición de género se encuentran en total indefensión, siendo las víctimas más ulnerables de la violencia sufrida por los migrantes. Las mujeres migrantes que caen en manos de la delincuencia organizada son trasladadas a la frontera norte de México a través de una larga cadena de bares y cantinas clandestinas en las que se ejerce la prostitución forzada. Otras mujeres son engañadas por los traficantes quienes las entregan a las células del crimen organizado para su explotación. La gran mayoría de las mujeres secuestradas son víctimas de violaciones sexuales (CIDH, 2010).

Los secuestros y asesinatos contra las personas migrantes se invisibilizan y quedan en totalimpunidad. De acuerdo a datos proporcionados por la Procuraduría del Estado de Méxicode enero de 2009 a junio de 2010 fueron asesinadas 309 mujeres en esa entidadederativa, de las cuales en un 28% se desconoce su origen, y que se puede suponer son migrantes principalmente centroamericanas, así mismo el 24 % son originarias de otras entidades de la República o de otro país.

Las organizaciones que conformamos la Red TDTT exigimos a las autoridades federales y locales emprender, de manera inmediata, acciones de investigación de fondo de estoshechos y la sanción de los responsables. Debe ponerse fin a la impunidad que persiste en cuanto al secuestro de las personas migrantes, así como todas las violaciones a los derechos humanos denunciadas por las víctimas y perpetradas por funcionarios estatales federales.

Es indispensable que las autoridades mexicanas ofrezcan todos los recursos necesarios a disposición de los familiares de las víctimas para que puedan recuperar los cuerpos los restos y despedir a sus seres queridos.

Asimismo, es necesario llevar a cabo acciones a favor del establecimiento de un ecanismo de protección de los defensores y defensoras de los derechos de las personas migrantes en todo el país, así como de los testigos de estos últimos acontecimientos.

Consideramos indispensable que el gobierno mexicano trabaje de manera coordinada con las organizaciones de la sociedad civil especializadas en el tema para asegurar que se llevea cabo una revisión y evaluación profunda de la política migratoria en nuestro país y se integre la perspectiva de derechos humanos a la misma. Es indispensable revisar y acatar as recomendaciones efectuadas por el Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas Migrantes después de su visita a México en 2008.

Por último, hacemos alusión a la solicitud del Relator para Migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Felipe González, de realizar una visita in loco aterritorio mexicano, con el objetivo de observar las condiciones del tránsito de las personas migrantes.