México D.F., 28 de marzo de 2011 (Periodistas / OSC).- Un grupo de reporteros de la ciudad de Guadalajara, que habitualmente competimos en el ejercicio de nuestro trabajo, hoy nos unimos para denunciar parte de la estrategia de presión que utilizan los gobiernos en Jalisco, sean del partido que sean, para intentar interferir en la producción de información.

Hacemos público que un funcionario del gobierno del estado de Jalisco de nombre Alberto Jiménez Martínez ha amenazado, difamado y agredido a compañeros de distintos medios locales.

Estas prácticas, que se han presentado de manera sistemática en los últimos meses, buscan coaccionar el trabajo periodístico y ponen en riesgo el pleno ejercicio de la libertad de expresión en la entidad para un grupo de profesionales y, por ende, el derecho que tiene la sociedad a ser informada.

Alberto Jiménez, conocido como “La Antena” en el medio político estatal, ha trabajado desde 2003 para el grupo político del actual gobernador, Emilio González Márquez antes en la presidencia municipal de Guadalajara (2204-2006) y ahora tiene una plaza de director de área en la Secretaría de Finanzas del gobierno de Jalisco, con un sueldo de 40,630 pesos mensuales. Cabe señalar que según consta en los cheques que cobra cada quincena, está asignado a la coordinación de Innovación y Desarrollo, área que desapareció del organigrama gubernamental en junio de 2010.

Desde hace 20 años, este personaje ha prestado sus servicios a distintos grupos políticos, antes en el PRI, partido en el que militó, y a partir de 2003, en Acción Nacional, partido del que es socio adherente.

Aunque siempre ha tenido un modus operandi semejante, en los últimos meses ha intensificado sus ataques a por lo menos dos docenas de periodistas. Éstas son algunas de las agresiones que le atribuimos a Alberto Jiménez:

Una práctica recurrente de este funcionario del gobierno del estado de Jalisco consiste en denostar e insultar a reporteros que publican información que a su juicio es crítica de la actual Administración que encabeza Emilio González Márquez. En muchas ocasiones lo hace enviando correos electrónicos, a través de llamadas telefónicas, registrando usuarios con otras identidades en las redes sociales y enviando mensajes bajo seudónimos.

Las noticias u opiniones que le parecen discrepantes del gobierno en turno suelen ser cuestionadas a través de la difamación y la injuria, tratándose de meter en la vida personal de los trabajadores de los medios, con la intención de intimidarlos.

Al menos dos funcionarios del gobierno del estado, confirmaron a reporteros de diferentes medios que se hizo una investigación interna, para rastrear las computadoras en que fueron creados los perfiles falsos de Facebook que se han utilizado para las agresiones, encontrándose que la dirección electrónica corresponde a una computadora asignada a una dependencia de la Administración estatal.

Existe el antecedente de que en julio de 2009 agredió físicamente al director de Semanario Crítica, Adolfo Ramos.

Recientemente se han presentado un par de casos de amenazas directas contra periodistas de la ciudad; en uno de ellos advirtió que anda armado.

Queremos compartir a los periodistas de todo el país nuestra preocupación por casos como el de Alberto Jiménez, que representan la cara más burda de los gobernantes y funcionarios que pretenden interferir en el ejercicio periodístico cuando consideran que éste contraviene sus intereses.

Dicho lo anterior, exigimos que el gobierno del estado de Jalisco deje de pagar con recursos públicos a funcionarios dedicados al hostigamiento e intimidación de los trabajadores de los medios de comunicación.

Invitamos a los trabajadores de los medios de Jalisco a denunciar cualquier acción de hostigamiento e intimidación que provengan de cualquier poder público o partido político.

De la misma manera convocamos a iniciar una reflexión general sobre las condiciones actuales en que se desarrolla el periodismo en Jalisco y México; especialmente en un momento que la libertad de expresión intenta ser vulnerada tanto por empresas privadas como entidades públicas que tratan de interferir en los contenidos informativos. Firmas: Agustín del Castillo (Público-Milenio), Analy Nuño (La Jornada Jalisco), Cecilia Márquez (Canal 44), Franco Daniel Gómez (Record), Gabriela Salazar (TV Azteca), Gilberto Pérez Castillo (Marcatextos), Jesús Estrada (Público-Milenio), José María Pulido (Tela de juicio), Juan Carlos García Partida (La Jornada Jalisco), Juan Carlos Marcelín (Televisa y Radio Formula), Martha Isabel Parra (Radio Fórmula), Martha Hernández (El Respetable), Mauricio Ferrer (La Jornada Jalisco), Paloma Robles (La Jornada Jalisco), Priscila Hernández Flores (Radio Universidad de Guadalajara), Raúl Torres (La Jornada Jalisco), Ricardo Salazar (Canal 44), Rosalinda Ortiz (Epicentro Informativo), Rosario Bareño (El Occidental), Rubén Martín (Público-Milenio), Sergio René de Dios Corona (El Informador), Sonia Serrano (Público-Milenio), Ulises Zamarroni (El Universal), Vanesa Robles (periodista free lance)

Se adhieren doce periodistas más de distintos medios de Jalisco. Firman en solidaridad:Ana Laura Chávez (académica de la UdeG), Laura Murillo (empleada pública) Organizaciones de derechos humanos que firman este pronunciamiento:

Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos) y Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos (Redtdt)