La legislación del derecho a la igualdad y a la no discriminación en Jalisco en el 2014

Foto: Enrique Carrasco
Por Gerardo Moya García,
Asambleísta del CEPAD AC.


Con relación al tema del derecho a la igualdad y a la discriminación en el estado, el 2014 tampoco fue un buen año. Existen actualmente 5 iniciativas que se encuentran en dictaminación en la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado. Dos del PRI, una del PRD de pasadas legislaturas, una del PAN y otra más del así llamado G-9 (grupo de 9 Diputados y Diputadas de distintos partidos). Si bien es cierto que se aprobó en el Pleno del Congreso la creación del Delito de Discriminación el 27 de marzo del 2014, aún no se ha publicado por el Ejecutivo, por lo tanto no ha entrado en vigor. Sin embargo, desde el “Colectivo Jalisco Incluyente” Colectivo de Organismos por la equidad y contra la discriminación del que el Cepad forma parte, hemos reiterado que la creación de un delito contra la discriminación, lejos de aportar a la prevención y sanción de dicha práctica, puede doble victimizar a la víctima, porque resolvería poco o nada. Por un lado, se considera que denunciar penalmente es una “pérdida de tiempo” o existe “desconfianza en la autoridad”; a ello hay que aumentarle la impunidad existente, que en Jalisco es de alrededor de 90%; es decir de cada 100 delitos cometidos, solo se investigan 10; de esos 10, probablemente 1 llegue a tener una sentencia condenatoria. Lo anterior sin tomar en cuenta la carga de trabajo de las agencias del ministerio público y el rezago.


La vía de sanción de los actos discriminatorios que el Colectivo Jalisco Incluyente ha impulsado es la vía administrativa, pero no a través de un organismo especializado como lo es a nivel federal el “CONAPRED”, lo que sería de por sí costoso al erario público, sino aprovechando los diversos aparatos administrativos ya existentes en los distintos niveles de gobierno, propuesta ésta que las diversas fracciones de los partidos en el Congreso, han ignorado sistemáticamente desde hace más de 12 años.


Mientras en el Congreso del Estado continúen servidores públicos, cuyo interés sea su beneficio personal y el de su grupo de poder o partido, continuará sin aprobarse una legislación que prevenga y combata la violación al derecho a la igualdad y a la no discriminación en el estado de Jalisco, o se aprobara una tal que sólo sea para salir del paso o quitarse de encima la presión que representa el no contar aún con una.