Las desapariciones de Jalisco

Por Jorge Narro Monroy,
 Asambleísta del CEPAD AC.
Publicado en el diario Mural, 4 de mayo de 2015

El martes pasado, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), organización de la sociedad civil dedicada a la promoción y defensa de los derechos humanos, presentó su informe sobre la situación de éstos en Jalisco durante 2014. Se trató del séptimo ejercicio, único en el Estado.

El título que hoy lleva este espacio es el de uno de los diez artículos contenidos en el informe del Cepad. Fue escrito por el doctor Darwin Franco, periodista y académico en el ITESO y en la Universidad de Guadalajara y miembro del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos de Jalisco (Fundej).

El texto es contundente y no necesita comentarios. Así que recogeré, de manera textual, algunas de sus principales afirmaciones. Estremecen. Indignan.

1. Hasta el 31 de enero del año pasado, Jalisco contaba -según información oficial- con 2,647 desaparecidos. La cifra hace del Estado el segundo lugar nacional en lo relativo a este fenómeno, “tan sólo por debajo de Tamaulipas (…) y por encima de estados que presentan fuertes niveles de violencia como Michoacán o Guerrero”.

2. “Las desapariciones en Jalisco se han ido incrementando año con año. De acuerdo (también) con cifras oficiales de la Fiscalía General de Jalisco, obtenidas a través de su Unidad de Transparencia, en Jalisco se han presentado, desde el año 2006, 13 mil 739 indagatorias por desaparición de personas. El 66% corresponde a los años 2006-2012 (administración de Emilio González Márquez) y el 34% restante se concentra en tan sólo dos años, 2013 y 2014 (administración de Aristóteles Sandoval). Así que la herencia que dijo recibir el actual Gobernador cuando se le cuestionó (sobre el) tema, se ha multiplicado de manera considerable bajo su mandato”.

3. “Del total de indagatorias que se presentaron en la Fiscalía General (…) se desprenden un total de 14,932 personas desaparecidas. Sin embargo y pese a todas las denuncias realizadas por sus familias, las autoridades insisten (…) en que de este total han logrado encontrar a 12,285 (11 mil 815 con vida y 470 sin vida).

“Esto significaría que la Fiscalía, en (este) rubro, logra 89% de efectividad, lo cual resulta complicado y difícil de aceptar porque en la Agencia del Ministerio Público 12/C -especializada en desapariciones-, tan sólo (hay) cuatro agentes investigadores.

“Si su efectividad (…) fuese cierta, cada uno de estos súper agentes habría resuelto 3 mil 71 casos. Es decir: (uno al día) desde el 1 de enero del 2006 hasta el 31 de enero de 2014”.
4. “Aun si este grado de efectividad (…) fuera cierto, aun existirían en Jalisco 2,647 personas que no han sido encontradas (…).

“¿Si el nivel de efectividad es tan alto (…) por qué no deja de crecer este problema? ¿En realidad regresaron a casa las 11 mil 815 personas que la Fiscalía (dice haber localizado) con vida? ¿No será (…) que se está queriendo minimizar (el) problema a través de la facultad que le da el artículo 103 del Código de Procedimientos Penales del Estado de Jalisco al Ministerio Público y que le permite disponer (archivar) las averiguaciones previas que en más de un año no cuentan con elementos suficientes para ejercer la acción penal?”

5. “Cansadas de esperar las respuestas que la autoridad les ha negado de manera sistemática, las familias que integran Fundej han decidido caminar juntas (…) para afrontar (de manera colectiva) las violaciones a sus derechos humanos.

“Saben que (…) éstos les serán irremediablemente violentados cuando acudan a la Agencia del Ministerio Público 12/C de la Fiscalía General, a la Fiscalía de Derechos Humanos, al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos e, inclusive, a la Delegación Regional en Jalisco de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (…)”.

O -añado- cuando acudan al Gobernador Sandoval: Mes y medio después de haber solicitado una entrevista con él, las familias de Fundej siguen esperando respuesta…