Carlos A Peralta Varela

Antecedente

Podemos partir de recordar que el artículo 4, párrafo 6, de la Constitución Política de nuestro país (reformada en 2012), garantiza explícitamente el derecho al agua y al saneamiento para todos los mexicanos, en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. Pero obviamente este derecho no está garantizado para todos los mexicanos y más aún, la calidad del agua está empeorando en algunas partes de la república. Cabe mencionar que la concentración de arsénico y fluoruro en el acuífero Lerma-Chapala –recordemos que de Chapala se manda agua al Área Metropolitana de Guadalajara–, se duplicó en los últimos 14 años, de acuerdo con un estudio realizado hace tres años por el Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (unam) (Rodríguez, 2015). En el estudio mencionado se afirma que el acuífero contiene “sustancias nocivas para el ser humano […] que no sólo destrozan la dentadura y el esqueleto de las personas (fluorosis), causan además daño neuronal irreversible, altera el adn, complica los partos y es factor cancerígeno”. Para bien de todos, diferentes agrupaciones ciudadanas han identificado los problemas en torno al agua y los están denunciando para detener su deterioro, pero también para impedir que se continúe atentando contra la calidad de vida de los habitantes de Jalisco.

En el presente escrito se da cuenta de diferentes problemas en torno al agua, denunciados por agrupaciones y comunidades de Jalisco en el pasado 2018.

El derecho humano al agua en Jalisco, durante el año 2018

Preocupaciones desde las organizaciones y colonos

Durante este pasado 2018, en Jalisco se han realizado muchas y muy diversas acciones en relación con el agua, y para denunciar problemas de cantidad o calidad que atentan en contra de la sustentabilidad de las poblaciones o propician la violación de otros derechos como sería el derecho a la salud.

Iniciando el año, en el mes de febrero, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (imdec) en conjunto con la Comisión Especial del Agua del Congreso del Estado de Jalisco, realizaron una reunión de trabajo con agrupaciones sociales y cívicas, para que cada una de ellas planteara sus percepciones en torno a problemas con el agua. Agustín del Castillo, connotado periodista especializado en temas medioambientales, sintetizó lo que afirmaban los colectivos de la siguiente manera: “el Estado mexicano, en sus tres niveles de gobierno y sus tres poderes, ha sido ineficiente en gestionar un problema tan fundamental como el agua, en calidad y volumen adecuados, para garantizar el derecho a la salud y al ambiente, sobre todo, de los moradores de asentamientos pobres, rurales o populares-urbanos” (Del Castillo, 2018).

En esa misma reunión, pobladores de colonias populares de Zapopan y Tlaquepaque se quejaron porque, a pesar de vivir en fraccionamientos autorizados por los gobiernos, el agua es muy escaza ya que sólo llega unos minutos al día y no es suficiente. Ante este reclamo, Alejandro Cárdenas, dirigente del Parlamento de Colonias, afirmó que “No es un problema de escasez; es un problema de mala gestión, de buscar siempre resolver con ingeniería lo que es un mal manejo de la cuenca misma, que nos da al menos 30% del agua que consume la ciudad, y que es de excelente calidad” (citado en Del Castillo, 2018). También en esa reunión, Raúl Muñoz Delgadillo, Presidente del Comité Ciudadano en Defensa Ambiental de El Salto, mencionó que otro de los graves problemas del agua en la entidad es la contaminación y las afectaciones que ésta produce en la salud:

Desafortunadamente, tenemos un registro de poco más de 800 personas que han fallecido en los últimos diez años por problemas de salud provocados o agudizados por la contaminación, como cáncer, leucemia, tumores rectales, que eran antes algo muy raro, y la presencia ahora de cáncer de páncreas, que es el que más nos está preocupando, porque es fulminante […] Tan sólo nosotros tenemos un poco más de 750 personas con insuficiencia renal en la zona de la presa del Ahogado (Pereira, 2018).

Si bien es cierto que la contaminación es provocada por diferentes factores, el papel de las industrias en este problema es relevante y no se atiende adecuadamente. El activista mencionó que existen alrededor de 400 grandes empresas –ubicadas en los márgenes del río–, de las cuales solamente 80 cuentan con planta de tratamiento, aunque no se sabe si funcionan regularmente; lo cual nos lleva a suponer que cotidianamente se arrojan descargas industriales con diferentes tipos de contaminantes. Esto sin contar a las pequeñas empresas que están a lo largo de la cuenca, que no son monitoreadas, y cuyas descargas se mezclan con las aguas domésticas, en los drenajes (Pereira, 2018).

Recomendaciones del Observatorio

Para abundar en el complejo panorama en torno a los problemas del agua en la entidad, el Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua en Jalisco (Observatorio), también en el mes de febrero de 2018 dio a conocer tres bloques de recomendaciones, manifestando diferentes preocupaciones.

Un primer bloque de recomendaciones está dirigido a las autoridades municipales y magistrados del Tribunal Administrativo. Está relacionado con el impacto que genera en los acuíferos de la ciudad el crecimiento vertical en el Área Metropolitana de Guadalajara (amg). La construcción de grandes torres departamentales o administrativas implica excavaciones muy profundas, generalmente para hacer los estacionamientos; el problema es que las excavaciones obstruyen los flujos subterráneos de agua en la metrópoli. Ante ello, el Observatorio recomienda: “Que se prohíba o se suspenda la construcción, sobre mantos y corrientes subterráneas o superficiales –continuas o torrenciales– ya sean torres u obras públicas que impacten el sistema hídrico” (Observatorio, 2018a). Además, se solicita que se establezca un sistema de monitoreo permanente y en tiempo real del ciclo del agua a nivel metropolitano y regional, y que “los Planes de Desarrollo Urbano y Planes Parciales se sustenten en datos técnicos y estudios del ciclo del agua que permitan garantizar la disponibilidad en cantidad y calidad del agua de forma sustentable y sin afectar regiones y/o comunidades distantes” (Observatorio, 2018a).

Otro bloque de recomendaciones se generó en relación con la Región Lagunas, Región Sur y municipios aledaños. Se menciona que durante 2017 se realizaron 1,647 encuestas por parte de la diócesis de Ciudad Guzmán, mediante las vicarías de la región y el Observatorio, para determinar el estado que guardan en cuanto a cantidad, calidad e infraestructura en el tema del agua. En la recomendación se afirmó que “más del 80% de las plantas de tratamiento de agua no operan, que los sistemas de drenaje no terminan en plantas de tratamiento ya que son vertidos sobre arroyos, ríos, valles agrícolas o lagunas. Rastros de matanza e industrias no tienen plantas tratadoras” (Observatorio, 2018b). También se recordó el hecho que, de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con fecha 24 de abril de 2017, los acuíferos subterráneos de la región se encuentran en calidad de “sin disponibilidad o sobreexplotados”. En esta línea se describe que “Por otra parte, la demanda de agua para los invernaderos productores de berries y el incremento de grandes áreas de siembra de aguacate, así como la demanda creciente para todas las demás actividades, han generado que los acuíferos se estén abatiendo” (Observatorio, 2018b). Para completar el cuadro, se mencionó otro grave problema: la generación de un “uso sin control de fertilizantes e insecticidas [mismos] que han sido detectados en cuerpos de agua” (Observatorio, 2018b).

Los pobladores de estas comunidades afirman que se está afectando el ecosistema porque ya no llegan los mismos animales a anidar y, debido a la contaminación, ya no es confiable pescar en lagunas como la de Ciudad Guzmán.

El Tribunal Latinoamericano del Agua y el caso de la Ribera de Chapala

El Tribunal Latinoamericano del Agua (tla) es una instancia de carácter internacional, autónoma e independiente, que tiene como propósito la búsqueda de la justicia ambiental. La audiencia pública del tla, en octubre de 2018, tuvo su sede en Jalisco, específicamente, en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (iteso). Esta audiencia fue dirigida a atender los problemas y conflictos hídricos que se han suscitado en territorios indígenas de América Latina. Se presentaron ocho casos provenientes de cuatro países: dos casos de Guatemala, uno de Colombia, otro de Argentina y cuatro casos de diferentes partes de México.

En lo que se refiere concretamente a Jalisco, se presentó el caso de violación al derecho humano al agua y a la calidad de vida en poblaciones indígenas de la Ribera de Chapala, provocado por el Estado mexicano. Las comunidades de Mezcala de la Asunción y San Pedro Itzicán, ambas pertenecientes al municipio de Poncitlán, fueron las que realizaron la denuncia. Ellos son indígenas cocas y tienen una historia centenaria en la ribera.

El Lago de Chapala es el más grande de México, tiene una extensión de 1,740.8 km2 y desde el año 2009 está clasificado como sitio Ramsar,1 por considerarse un humedal de importancia internacional que debería ser conservado con cuidados especiales. También el lago es la mayor fuente de abastecimiento de agua para el Área Metropolitana de Guadalajara.

El caso se presentó debido a que los pobladores se han enfrentado al incremento sin precedentes de enfermedades renales, lo que ha puesto al estado de Jalisco como uno de los primeros lugares del mundo en incidencia de enfermedad renal crónica, además de daños cerebrales, cáncer y malformaciones genéticas. En un pronunciamiento titulado “Declaratoria de Mezcala” que se dio a conocer en mayo de 2018, representantes de los pueblos de la Ribera de Chapala (Mezcala, San Pedro Itzicán y Agua Caliente), afirmaban que “de 2010 a la fecha van más que 100 personas fallecidas por insuficiencia renal. Tan sólo del 22 de marzo a la fecha (mayo), en San Pedro Itzicán han muerto 3 personas. Los datos son alarmantes. Estamos hablando de la muerte de niñas, niños y jóvenes” (upojas, 2018).

Un primer y grave problema es que las causas de estas enfermedades no han sido cabalmente identificadas, prevenidas y atendidas por las autoridades responsables del estado de Jalisco. En esta línea, investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) consideran que el origen es multifactorial aunque, para los pobladores, estas problemática tienen relación con la calidad del agua de Chapala y el pescado que consumen. Particularmente, en San Pedro Itzicán debe considerarse que la mitad de la población tiene agua entubada de origen termal y la otra mitad tiene agua entubada surtida por pipas. Aunque las autoridades afirman que el agua termal es potable, los pobladores consideran que no es adecuada para el consumo humano a largo plazo debido a la importante cantidad de minerales que contiene.

Sin tener claridad sobre las cifras específicas, las autoridades de salud consideran que existen centenares de casos de insuficiencia renal en el municipio de Poncitlán, en el cual están situados Mezcala y San Pedro. El Dr. Guillermo García, Jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, menciona que “En Jalisco, en el registro que llevamos, la prevalencia en terapia de reemplazo es de alrededor de mil 600 casos por millón de habitantes. En el municipio de Poncitlán anda en 2 mil 500 casos por millón. Esto es una contingencia epidemiológica […]” (El Informador, 2016). Por su parte, el Dr. Felipe Lozano,2 de la Universidad de Guadalajara, asegura que según los estudios realizados a pobladores de esta zona, “La gente está orinando plomo y están orinando molibdeno, otro metal duro que no se produce en el país y que se usa en la industria del acero inoxidable, y también encontramos mercurio […] los resultados, obtenidos hasta diciembre, sugieren que por lo menos 270 de los 950 habitantes de Agua Caliente (población colindante con San Pedro Itzicán), padecen algún grado de daño renal”. Por su parte, el Dr. Alfredo Celis, Director de División del Centro Universitario de Ciencias de la Salud en la UdeG, afirma que:

[En Agua Caliente] Hemos tomado muestra de orina, hemos tomado muestra de tierra. Hemos encontrado cosas que no esperábamos, particularmente en la tierra. Hemos encontrado metales como el Tungsteno que es un metal pesado y duro que se utiliza en la industria de iluminación, hemos encontrado metales que se utilizan en la industria de acero inoxidable […] Suponemos que eso llegó por contaminación. ¿De dónde viene? No lo sabemos todavía. Pudiera ser que en el trayecto del río Lerma que recorre el estado de México, Guanajuato, etc.” (C7 Jalisco, 2017).

La contaminación en el lago es conocida desde hace años, pero y para sustentar el caso, el iteso analizó el monitoreo oficial del agua en el Lago de Chapala realizado por Conagua, que contiene datos desde finales de 2012 hasta febrero de 2018. En el análisis se observó que se han reportado niveles altos y extremadamente altos en algunos de los parámetros físicos, químicos y biológicos medibles conforme a los niveles máximos permitidos en las normas oficiales mexicanas para potabilización del agua y de descargas residuales en aguas nacionales. Particularmente, es muy alta la presencia de coliformes fecales (incluida la Escherichia Coli), las concentraciones históricas promedio rebasan los límites máximos permitidos en normas nacionales e internacionales que determinan la potabilidad del agua, y también lo que se permite en descargas de aguas recién tratadas a cuerpos de agua nacionales (Sánchez et all., 2018).

Cabe mencionar, que a la audiencia del Tribunal se presentó el Ing. Jorge Malagón Díaz, Director General del Organismo de Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico, designado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para comparecer ante el Tribunal. Declaró que ésta es una de las cuencas más complicadas del país, porque recorre nueve entidades federativas y en su camino recoge todo tipo de contaminantes producto de la actividad humana. Afirmó también que se han realizado múltiples acciones para combatir la contaminación, pero todas ellas se han quedado cortas. El análisis realizado constató lo que el Ing. Malagón mencionó: que sin lugar a duda, el Lago de Chapala está contaminado. Por lo anterior, en relación con el caso, el Tribunal resolvió que:

el Estado mexicano, al promover un modelo urbano-industrial y agro-productivo extractivista que favorece el interés privado por encima del público, ha conllevado al deterioro de la calidad y cantidad del agua en ríos, cuerpos de agua y acuíferos, con graves impactos en la salud humana, en la producción de alimentos y en la conservación de los ecosistemas. Como consecuencia, ha incumplido con sus obligaciones de respetar, garantizar y proteger los derechos humanos al agua y saneamiento, a la salud, a la alimentación, a la vivienda y al medio ambiente y, sobre todo, ha afectado a los grupos sociales más vulnerables como son los pueblos indígenas y campesinos.

Comentarios finales

En Jalisco se están agravando los problemas en relación con la gestión, cantidad y calidad del agua, tanto en el área urbana como en zonas rurales, y si bien se están realizando denuncias al respecto, pareciera que no se hace nada o, por lo menos, no se hace lo suficiente para contrarrestar lo que ocurre. En buena medida, esto se deriva de un modelo de uso poco o nada sustentable, un modelo urbano-industrial y agroproductivo de corte extractivista que está propiciado el continuo deterioro de lagos y acuíferos, y obviamente, está impactando en los ecosistemas y la calidad de vida. El estado de Jalisco, en la práctica, está incumpliendo con sus obligaciones de respetar, garantizar y proteger los derechos humanos al agua y saneamiento, con lo cual aumenta la afectación a grupos sociales que de por sí eran considerados vulnerables, como son los pueblos indígenas.

En relación con la Ribera de Chapala, se evidenció que el Estado tiene conocimiento de la contaminación y de los niveles a los que llegan ciertos contaminantes, pero también se aprecia que no está entre sus prioridades atender la problemática que padece el lago más grande de México y las comunidades que viven en sus orillas. Se requiere apoyo urgente en temas de salud y de alimentación a las comunidades, también un estudio epidemiológico en la región, pero y sobre todo, una política estructural diferente para impedir más contaminación y empezar a sanear el lago y su ribera.

Referencias

C7, Jalisco (2017). Entrevista al Dr. Alfredo de Jesús Celis, Director de División en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud. Universidad de Guadalajara, Jalisco, 2 de febrero de 2017 (Transcripción del minuto 5’30” al 12’04”). Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=sEjGcNzwiuE [Accesado el 22 de marzo 2019].

DEL CASTILLO, Agustín. “En la crisis del agua, veinte colectivos toman la palabra” en Milenio, 7 de febrero de 2018. Disponible en: https://www.milenio.com/estados/crisis-agua-veinte-colectivos-toman-palabra [Accesado el 22 de marzo de 2019].

El Informador. “Jalisco, segundo lugar mundial en incidencia renal crónica”. Guadalajara, Jal., 13 de diciembre de 2016. Disponible en: https://www.informador.mx/Jalisco/Jalisco-segundo-lugar-mundial-en-incidencia-renal-cronica-20161213-0141.html [Accesado el 22 de marzo de 2019].

OBSERVATORIO CIUDADANO PARA LA GESTIÓN INTEGRAL DEL AGUA DE JALISCO (2018a). Recomendaciones para los Presidentes Municipales en Funciones, de: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, Tonalá y a los Magistrados del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco.

OBSERVATORIO CIUDADANO PARA LA GESTIÓN INTEGRAL DEL AGUA DE JALISCO (2018b). Recomendación Región Lagunas, Región Sur y municipios aledaños.

PEREIRA, Darío. “Mueren 800 por río, dice activista” en Diario ntr, Guadalajara, Jal. 13 de febrero de 2018.

RODRÍGUEZ, Esteban. “Se duplica arsénico en agua” en Periódico El Universal. 1 de diciembre de 2015. Disponible en: <http://www.eluniversal.com.mx/articulo/periodismo-de-investigacion/2015/12/1/se-duplica-arsenico-en-agua-segun-estudio> [Accesado el 22 de marzo].

SÁNCHEZ, Juan; Saúl Nuño; Juan Martínez y Reimann Ruiz (2018). “Reporte de análisis de datos de calidad del agua del Lago de Chapala”. Departamento de Matemáticas y Física del Tlaquepaque, Jalisco. Disponible en: https://rei.iteso.mx/bitstream/handle/11117/5614/Calidad%20del%20agua%20del%20Lago%20de%20Chapala.pdf?sequence=4.

Unión de Pueblos y Organizaciones de Jalisco por el Agua, la Salud y el Territorio (upojast) (2018). “Declaración de Mezcala”. Primer Encuentro de Pueblos de Jalisco por el Agua, el Territorio y la Vida. 5 de mayo de 2018.

Notas:

1 Ramsar es la ciudad iraní donde en 1971 se llevó a cabo una convención en la que se firmó el tratado intergubernamental al que se le dio su nombre. Esta convención se constituye en el marco de acciones nacionales y de cooperación internacional para la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos. Tomado de: <https://laderasur.com/articulo/que-son-los-sitios-ramsar-y-por-que-son-tan-importantes/>.

2 La información que aporta el Dr. Felipe Lozano es tomada de una presentación que realizó en el iteso en febrero de 2018, titulada “Estudio de la enfermedad Renal Crónica de origen inexplicable. Agua Caliente, Mpio. de Poncitlán, Jalisco. Avances del proyecto a febrero 2018”.