Categorías
Boletín de prensa Sin categoría

BOLETIN DE PRENSA

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicita al Estado mexicano la adopción de medidas cautelares a favor de la señora María Araceli Arellano Enciso y sus hijas

El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, informa que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el día de hoy, martes 12 de febrero de 2008, solicitó al Estado mexicano la adopción de medidas urgentes a favor de la señora Maria Araceli Arellano Enciso y sus hijas, entre ellas, la menor Águeda Yasmín, en un plazo no mayor a 20 días. Estas medidas cautelares tienen como fin garantizar la integridad de estas mujeres dado el hostigamiento al que se han visto sometidas a raíz de la denuncia que presentaron ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco el 25 de abril de 2007 a la fecha.

Las medidas cautelares se solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la falta de atención de los organismos jurisdiccionales y no jurisdiccionales de defensa de los derechos humanos en Jalisco y México, particularmente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Cabe señalar que estas medidas también fueron solicitadas ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia Contra las Mujeres en el País (FEVIM), pero ante la ausencia de su titular a partir del 14 de diciembre de 2007 al 31 de enero de 2008, éstas no fueron cumplidas totalmente. Por lo anterior, las víctimas solicitaron la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, para que dictara medidas cautelares con carácter de urgentes con el objeto de salvaguardar su vida e integridad personal.

Dado el contexto anterior, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo comunica lo siguiente:

1. La familia Arellano Enciso y el Cepad reciben con buen ánimo la noticia del requerimiento al Estado mexicano para que adopte las medidas urgentes ordenadas por la CIDH, ya que esto garantizará la seguridad, integridad física y la vida de las denunciantes, condición mínima para que ellas puedan normalizar el desarrollo de su vida cotidiana.
2. Estas medidas son parte de las condiciones mínimas para que la denuncia interpuesta por la señora Arellano Enciso y su hija, sea investigada a fondo.
3. La CIDH además de las medidas cautelares insta al Estado mexicano a “que informe sobre las acciones adoptadas a fin de esclarecer judicialmente los hechos que justifican la adopción de medidas cautelares”.
4. El Cepad vuelve a exhortar al Gobernador del Estado de Jalisco, para que separe de su cargo al Procurador de Justicia, y que con esta decisión se tome una primera medida para garantizar un proceso de investigación transparente y apegado a derecho.
5. Por último, el Cepad reitera que el fondo de todo este asunto es la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres en el estado de Jalisco. No sólo hablamos de víctimas de violencia sexual y de conductas consideradas como graves por la Comunidad Internacional como lo es la prostitución y pornografía infantil, sino de violencia institucional propiciada por el propio poder público del estado de Jalisco.

Finalmente, se presentan los siguientes archivos adjuntos:
1. Información técnica que puede ayudar a contextualizar y dar sentido a esta noticia.
2. Copia del fax enviado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) notificando el requerimiento al Estado mexicano para la adopción de las medias cautelares a favor de las víctimas.

Categorías
Boletín de prensa Sin categoría

BOLETIN DE PRENSA

Postura del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, con respecto a la decisión de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Jalisco de no solicitar la remoción del actual Procurador de Justicia del Estado

Frente a la decisión de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado de Jalisco, de no solicitar al Poder Ejecutivo la remoción del actual Procurador de Justicia del Estado, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) comunica lo siguiente:

1. La separación del cargo del Primer Fiscal del Estado, es de suma importancia debido a los señalamientos jurídicos que existen en su contra. Esta decisión abre el camino para que existan las condiciones mínimas para esclarecer las acusaciones que se han hecho en su contra.

2. El Procurador de Justicia del Estado es parte de los señalados en una denuncia penal que las víctimas de este caso presentaron el pasado 12 de diciembre de 2007 ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia Contra las Mujeres en el País (FEVIM). El Procurador sí está implicado en una denuncia penal, y quienes lo denuncian es una madre y su hija agraviada; se reitera: esta denuncia está en la FEVIM, fiscalía que a su vez, pertenece a la Procuraduría General de la República (PGR).

3. Vale recordar que el Procurador de Justicia es el único funcionario que tiene que ser ratificado por el Congreso del Estado, una institución que encarna a la soberanía del estado de Jalisco; por lo anterior, la voz y los señalamientos del Poder Legislativo tienen un peso fuerte en este tema.

4. Sin embargo, también es importante señalar que el Poder Ejecutivo es quien tiene la última palabra para decidir sobre la permanencia o no del Primer Fiscal del Estado. Dado lo anterior, el Cepad vuelve a ratificar su exhorto al Gobernador del Estado de Jalisco, para que separe de su cargo al Procurador de Justicia, y que con esta decisión se tome una primera medida para garantizar un proceso de investigación transparente y apegado a derecho.

5. Al Congreso del Estado de Jalisco se le exhorta, no nada más a solicitar la remoción del Procurador de Justicia, sino también a comprometerse junto con las universidades, los colegios de abogados, el Poder Judicial, las organizaciones civiles y la sociedad en general, para el análisis y discusión de un nuevo Sistema de Procuración y administración de Justicia en Jalisco.

6. Por último, el Cepad reitera que el fondo de todo este asunto es la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres en el estado de Jalisco. No sólo hablamos de víctimas de violencia sexual y de conductas consideradas como graves por la Comunidad Internacional como lo es la prostitución y pornografía infantil, sino de violencia institucional propiciada por el propio poder público del estado de Jalisco.

Categorías
Boletín de prensa Sin categoría

La CIDH se declara competente en el caso donde se involucra al Procurador de Jalisco

El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD) les desea a todos nuestros ciber lectores un feliz inicio de año y los mejores deseos para 2008; esperamos que este blog siga siendo visitado tan asiduamente como hasta ahora y seguimos atentos a sus comentarios en el correo: cepad@cepad.org.mx.

El día de ayer, en la prensa de Jalisco trascendió que un organismo internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se declaró competente en el caso en donde se involucra al actual Procurador de Justicia del Estado de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, por incurrir en presuntos actos de pederastia, prostitución infantil y corrupción de menores. La CIDH comunicó que ha solicitado información al Estado Mexicano (es decir, una estructura institucional que va más allá del estado de Jalisco y del gobierno federal) sobre este caso.

Además, el CEPAD informa que las denunciantes de este caso están en espera de que la CIDH dicte medidas cautelares para salvaguardar su vida e integridad personal (física y psicológica).

A continuación se anexa la nota aparecida en el periódico Mural, que pertenece al grupo Reforma:

Interviene CIDH en caso de abuso

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al Gobierno federal información sobre la situación de la adolescente y su madre que denunciaron violaciones sexuales por parte de servidores públicos.

La petición se hace en un documento enviado por el secretario de la CIDH, Santiago Cantón a Gustavo Albín Santos, representante permanente de México ante la Organización de Estados Americanos, el 19 de diciembre.

La CIDH decidió intervenir tras aceptar por escrito la solicitud de medidas cautelares para la víctima y su madre por parte del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos.

Ambos organismos solicitaron la protección de las mujeres, quienes hasta la fecha viven aisladas para resguardarse de represalias tras señalar, ante la Procuraduría estatal, una violación sexual por parte de Martín Aguirre Aguirre, ex funcionario del Ayuntamiento tapatío.

“(La petición hecha es que) se acopien las medidas para salvaguardar la vida (de las víctimas) debido a las condiciones de vulnerabilidad que enfrentan ante el señalamiento directo que involucra al titular de la Procuraduría de Justicia del Estado y demás servidores públicos”, se lee en el documento.

En este caso se señala al Procurador de Justicia, Tomás Coronado, como participante de juegos sexuales con mujeres menores de edad.

Acerca de la denuncia interpuesta contra Coronado por el Cepad ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres, el Gobernador Emilio González expuso ayer que la querella garantiza una indagatoria sin restricciones.

“Siendo una autoridad que no se puede presumir que recibe influencia del Ejecutivo estatal ni de la Procuraduría, está garantizada la investigación sin cortapisas y que habremos de actuar de acuerdo a los resultados de dicha investigación”, afirmó.

Categorías
Boletín de prensa Sin categoría

Boletín de prensa: caso Tomás Coronado

Guadalajara, Jalisco, a 13 de diciembre de 2007.
Fecha de publicación: 14 de diciembre de 2007.

BOLETIN DE PRENSA
Presentación de las estrategias emprendidas en contra de funcionarios del estado de Jalisco, implicados en presuntas violaciones -prostitución infantil, corrupción de menores y pornografía a menores de edad

Desde agosto del presente año, en la prensa local del estado de Jalisco comenzaron a circular testimonios de menores de edad, quienes fueron abusadas sexualmente y / o que participaron en fiestas en donde el consumo de alcohol y drogas, así como la explotación y abuso sexual, eran prácticas recurrentes. A estas fiestas asistían, en su mayoría, adultos, entre los cuales figura el nombre de un servidor público de segundo nivel del Ayuntamiento de Guadalajara, Martín Aguirre Aguirre, así como del Procurador General de Justicia del Estado de Jalisco, Tomás Coronado Olmos.

Los hechos antes descritos son graves, sin embargo, el escenario se agudiza cuando una de las víctimas, junto con su madre, decide denunciar la violación sexual de la que fue objeto: el trámite ante las autoridades correspondientes resultó deficiente, tardado y con claras señales de encubrimiento de los funcionarios públicos involucrados. Después de interponer su denuncia, la víctima fue privada de su libertad para obligarla a retirar la demanda en contra de los funcionarios públicos señalados; una vez que fue liberada del cautiverio y denunciados los hechos, policías judiciales acudieron a su domicilio y junto con su madre y una de sus hermanas, fueron trasladadas a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, en donde fueron obligadas, a través de amenazas, a firmar declaraciones prefabricadas, en un movimiento que se presume servirá para exculpar a los involucrados en todo este contexto.

Dada la situación anterior, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD), detecta dos situaciones graves:

1. Una de las menores participantes en estas fiestas, y que fue víctima de violación sexual, no ha tenido acceso a la justicia. Esto da luz de cómo un aparato de justicia es utilizado para encubrir a sus propios funcionarios y de la nula protección de los derechos fundamentales de las víctimas.
2. Hay presunción de que servidores públicos del estado de Jalisco han participado en fiestas a las que acuden menores de edad, en donde se consume alcohol, drogas, y en donde se dan prácticas de prostitución infantil, corrupción de menores y pornografía.

De esta forma, la denuncia presentada por la señora Arellano Enciso y su hija, refleja la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres en el estado de Jalisco. No sólo hablamos de víctimas de violencia sexual y de conductas consideradas como graves por la Comunidad Internacional como lo es la prostitución y pornografía infantil, sino de violencia institucional propiciada por el propio poder público del estado de Jalisco. En este sentido, resulta incompetente para proporcionar protección, así como realizar una investigación pronta, completa, imparcial y eficaz.

Lo anterior vulnera el derecho de acceso a la justicia por parte de las víctimas, constituyendo actos de exclusión por su condición de mujeres y niñas. Lo anterior, lo consideramos violaciones generalizadas en contra de todas aquellas menores que se encuentran en la misma situación de vulnerabilidad, lo que contraviene instrumentos internacionales tales como la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (Belem Do Parà); la Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer; la Convención sobre los Derechos del niño; el Protocolo Facultativo a dicho instrumento internacional, relativo a la Venta de Niños, la Prostitución Infantil y la Utilización de los Niños en la Pornografía; la Declaración sobre Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de Delitos y del Abuso de Poder; la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Debido a que el presente caso ha trascendido el ámbito estatal y tiene repercusiones para el Estado Mexicano, las víctimas han decidido presentar el día de ayer, formal denuncia en la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia Contra las Mujeres en el País (FEVIM), para que ante la denegación de justicia por parte de la instancia de procuración de justicia en el Estado de Jalisco, investigue los hechos denunciados, toda vez que consideramos pudieran constituir delitos de pornografía, prostitución y explotación sexual infantil; corrupción de menores y delincuencia organizada. Lo anterior, con independencia de los delitos cometidos por agentes del Ministerio Público y policías investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, no sólo al omitir investigar las denuncias presentadas por las víctimas en el fuero estatal sino al privar de la libertad, coaccionar e intimidar a las denunciantes para someter la delicada función de procurar justicia, a los intereses personales de su titular Tomás Coronado Olmos, quien hasta el momento permanece impunemente en el cargo, con la seguridad que le concede el fuero de su nombramiento público.

Asimismo, hacemos del conocimiento público, que el 7 de diciembre de 2007, el CEPAD solicitó a la FEVIM, su intervención para que proporcionara con carácter de urgente las medidas tendientes a salvaguardar la seguridad e integridad de las víctimas, sin que hasta la fecha se haya obtenido una respuesta oportuna, por lo que conminamos a dicha autoridad a que ejerza todas sus facultades para garantizar los derechos que como víctimas de violencia tiene la familia Arellano Enciso.

De la misma manera, y debido a las violaciones graves y generalizadas a los derechos humanos de la mujer, el CEPAD solicitó la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a fin de que dicte medidas cautelares que permitan salvaguardar la seguridad de las denunciantes, así como para que ejerza la facultad de atracción de la investigación de las inconformidades al parecer promovidas por varios servidores públicos de la PGJE con relación a los hechos, y que se integran en la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ). Lo anterior, debido a que el Ombudsman estatal determinó públicamente, de manera anticipada, que en el presente caso no existían presuntas violaciones de derechos humanos, determinación en la que se basó el Gobernador del Estado de Jalisco para afirmar que no se tenía que investigar al Procurador del Estado y menos removerlo de su cargo. Lo anterior, representa un claro incumplimiento de sus atribuciones para investigar de oficio cualquier asunto en donde se adviertan atentados a las libertades fundamentales, exigiendo de manera injustificada, la presentación de una inconformidad por parte de las víctimas, lo que daña seriamente la autonomía y fines del organismo.

Aunado a lo anterior, y debido a las obligaciones que le nacen al Estado Mexicano, derivadas de la firma de los diversos instrumentos internacionales y relacionados con la protección de los derechos humanos de la mujer, hemos solicitado la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, para que dicte medidas cautelares con carácter de urgentes con el objeto de salvaguardar la vida e integridad personal de la familia Arellano Enciso. Asimismo, para que dicho organismo exija al Estado Mexicano una investigación imparcial y la sanción para los responsables de los hechos denunciados, así como para aquellos derivados de la violencia institucional.

Por lo tanto, el CEPAD comunica lo siguiente:

• Solicitamos la intervención de la FEVIM con el propósito de que el Estado Mexicano cumpla con las obligaciones internacionales que ha suscrito para prevenir y erradicar la situación de violencia contra la mujer, así como sancionar con todo el peso de la justicia a quienes cometen delitos en contra de ellas, sobre todo de aquellos que utilizan los puestos públicos para adquirir impunidad.
• Le corresponde al Gobierno Federal responder ante la incompetencia manifiesta del Estado Jalisco por la violación generalizada y sistemática a los derechos humanos de la mujer.
• Finalmente hacemos responsable al Procurador General de Justicia del Estado de Jalisco, de cualquier atentado a la integridad física o psíquica de las víctimas, así como de los defensores y defensoras de derechos humanos que hemos acompañado a estas víctimas.

Para concluir, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo agradece la solidaridad de las organizaciones que hoy nos acompañan: CLADEM Jalisco y MAMA AC.