11 de marzo de 2009
Las defensoras y defensores denuncian la falta de reconocimiento y obstáculos para realizar su trabajo por parte de autoridades estatales y municipales, con lo que se incumplen obligaciones internacionales.
La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) realiza una visita al estado de Jalisco que concluirá el 12 de marzo, en la que buscan obtener información sobre la situación en la que se encuentran las y los defensores de derechos humanos que realizan tareas de promoción y defensa de los derechos humanos, además de entrevistarse con autoridades estatales y municipales. Lo anterior ante la preocupación de la oficina ante el incremento de casos recibidos ante la ONU.
Los encuentros organizados a petición de la OACNUDH, por el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario AC (IMDEC) y Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo AC (CEPAD), a través de Organizaciones de la Sociedad Civil y Movimientos Sociales aportaron información sobre la ausencia de condiciones por parte de las autoridades estatales y municipales para reconocer la importante labor de defensa de los derechos humanos.
Se manifestó por parte de las defensoras y defensores, su preocupación por casos que se han suscitado en Jalisco, como el del defensor ambiental Raúl Muñoz Delgadillo, quien fuera detenido arbitrariamente y actualmente procesado ante un Juez Federal por delitos que nunca cometió, además de denunciar actos de hostigamiento e impedimentos para desarrollar su labor.
El CEPAD denunció ante la OACNUDH que en Jalisco existe un clima que coloca en situación de riesgo a quienes realizan esa labor debido a que el Gobierno del Estado carece de un mecanismo institucional que reconozca su labor y atienda sus exigencias, por lo que ante las constantes críticas al ejercicio de gobierno en derechos como a la salud, al desarrollo, de las mujeres y niñas, a la vivienda, a la integridad, entre otros, existe un alto riesgo de criminalización de la labor que desarrollan como defensoras y defensores; lo anterior sumado al ataque reiterado y sin fundamento que ha hecho el propio Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco a organizaciones comprometidas públicamente con causas que requieren protección urgente.
Al encuentro asistieron 14 organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales, que trataron temas de movilidad, migrantes, derechos sexuales y reproductivos, derechos humanos de las mujeres, derecho a la salud, defensa del medio ambiente, derechos laborales y de los pueblos indígenas.
Por todo lo anterior el CEPAD solicitó a la OACNUDH, que incremente la supervisión de organismos internacionales al Gobierno de Jalisco, además de fortalecer su presencia, cooperación y comunicación con Organismos y movimientos sociales, ante la situación de riesgo para su trabajo.
Por último debe recordarse que desde el 9 de diciembre de 1998, la Asamblea General de la ONU, aprobó la Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos; en la que se enfatiza el deber del Estado de proteger de manera eficaz nuestras actividades y de adoptar medidas legislativas, judiciales y administrativas que lo hagan posible.

Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo AC