El pasado 22 de enero, la señora Ana Enamorado, quien desde hace 10 años busca a su hijo Óscar Antonio López Enamorado, desaparecido en la población de San Sebastián del Oeste, en el estado de Jalisco, colocó un par de mosaicos con la fotografía del rostro de su hijo y las huellas de sus zapatos en uno de los muros de la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas de Jalisco (FEPD), como acto de memoria y protesta por la inadecuada atención de la Fiscal Especializada, Blanca Jacqueline Trujillo Cuevas, así como la falta a la debida diligencia en la investigación, y la nula garantía del acceso a la verdad y a la justicia por parte de las autoridades estatales y federales. 

En el acto estuvieron presentes funcionarios de dicha dependencia así como personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), quienes tuvieron conocimiento del acontecimiento. Sin embargo, los mosaicos han sido retirados, a menos de una semana de haber sido instalados, sin que a la fecha se le notificara la situación a la señora Ana Enamorado. El retiro injustificado del memorial violentan su derecho a la verdad y a la justicia, a la protesta social y la libertad de expresión. 

De acuerdo con la versiones periodísticas un “vándalo” las quebró y las piezas fueron recogidas por el personal de limpieza de la dependencia, incumpliendo de esta manera su obligación de garantizar la seguridad y protección de los espacios para la memoria de los y las familiares de personas desaparecidas. 

Por el acompañamiento que brindamos desde el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD A.C.) y considerando lo antes expuesto, condenamos estos actos violatorios y re-victimizantes, y exigimos a las autoridades estatales realizar las siguientes acciones: 

  • Que la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas (FEPD), la Fiscalía de Derechos Humanos y la Fiscalía del Estado de Jalisco (FEJ), expliquen las razones por las cuales no llevó a cabo la seguridad del memorial referido.
  • Que restituyan a la brevedad el memorial en presencia de la señora Ana Enamorado y de los medios de comunicación, y se le realice un acto de disculpa pública como una forma de reparación.
  • Que investiguen los hechos y que proporcionen públicamente una explicación sobre los mismos, para evitar que se repitan y se sancione a los responsables por acción y omisión.
  • Que la CEDHJ cuyo personal estuvo presente en el acto de la instalación del memorial, aperture una queja de manera oficiosa y determine las violaciones a los derechos humanos violentados a la señora Ana Enamorado y a la sociedad en su conjunto. 

ATENTAMENTE

Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo A. C.