Categorías
Comunicado Sin categoría

Comunicado de la familia Rodríguez Licea

Guadalajara, Jalisco, a 26 de noviembre de 2006.

RUEDA DE PRENSA
“A un año de la muerte del joven Néstor Alán.
Actualización de un caso de violación al derecho a la justicia”.

El 26 de noviembre del 2006, mi hijo, Néstor Alán, fue privado de la vida y del derecho a la justicia: aquel día fue impactado en el cruce de avenida Vallarta y Enrique Díaz de León por Christian Arias de la Torre y Francisco Javier Álvarez del Castillo Iñiguez, quienes conducían a exceso de velocidad, jugando carreras y alcoholizados. A sus 18 años, dicen que Néstor murió inmediatamente. A pesar de su imprudencia, los jóvenes lograron salir bajo fianza, gracias a que el examen de alcoholemia fue atrasado ocho horas para que resultara negativo. Asimismo, el peritaje de vialidad estipula que iban a 80 kilómetros por hora, sin embargo, por los daños causados, es evidente que viajaban a una velocidad mucho mayor.

Fernando Arias Pérez, padre de Christian Arias, actual vocero de la Secretaría de Gobernación y ex director de Comunicación Social del Gobierno del Estado de Jalisco, llegó inmediatamente al lugar de los hechos y se presume, movió sus influencias para favorecerlos. Cabe señalar que, meses después, Francisco Javier Álvarez del Castillo, en otro incidente vial, fue detenido, tras serle comprobado ahora sí, tercer grado de alcoholemia.

A raíz de estos hechos y todavía desgarrados por la tragedia, con el vacío, la impotencia, el dolor, la rabia, y toda una mezcla de emociones confusas, en memoria de mi hijo y tratando de crear conciencia en la sociedad en que vivimos, empujados por familiares, amigos, vecinos, y ciudadanos, a la par de nuestras actividades diarias, decidimos emprender la lucha para que se hiciera justicia y se aplicara la ley.

Empezamos el vía crucis, tocamos muchas puertas, hicimos dos marchas a Palacio de Gobierno, una al Congreso del Estado, una al Palacio de Justicia, y otra al Instituto Cultural Cabañas, donde se llevó a cabo un foro de la Secretaría de Gobernación. Durante este año le enviamos el expediente del caso al Presidente Felipe Calderón y al Congreso de la Unión. Todos estos ejercicios han tenido magros resultados.

Por otro lado, se solicitaron espacios en los medios masivos de comunicación y tuvimos resultados negativos, ya que la poca información que se difundió fue de nota roja, de un accidente cualquiera, en donde no se mencionaron los nombres de los implicados; solo algunos medios de comunicación y columnistas, así como el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), entendieron la importancia y trascendencia del caso; estos periodistas y ciudadanos nos han acompañado a lo largo de este tiempo, y nosotros solo tenemos palabras de agradecimiento para ellos.

Hoy es un buen día para hacer un alto en el camino y reflexionar a la distancia sobre todo lo sucedido, sobre qué sensaciones nos deja todo esto. Y nosotros pensamos que tenemos un sistema de justicia que deja mucho que desear, un sistema agotado, rebasado y con serias deficiencias, donde prevalece la impunidad, y la manipulación, que vivimos en un mundo al revés, donde la carga de la prueba se le deja al afectado; nos parece absurdo que nosotros independientemente de nuestras actividades diarias, tengamos que tratar de demostrar cómo fueron los hechos y no cómo fueron manipulados, aprovechándose de todo un aparato estatal; nosotros creemos que la justicia, aunque se diga lo contrario, es aplicada discrecionalmente, según la capacidad económica y política de los implicados.

Casos similares, como el de Néstor Alán, hay muchos. Por eso, nosotros creemos que todos tenemos derecho al acceso a la justicia; todos tenemos derecho a una justicia ágil, completa y eficaz. Todos estamos expuestos a ser las siguientes víctimas. Por eso hoy, en la conmemoración de este trágico evento, los convocamos a luchar, de forma conjunta, en contra de que la justicia divida y atienda a la sociedad, entre ciudadanos de primera y de segunda.

Familia Rodríguez Licea

Más información:
Blog: http://justiciaparanestorAlán.blogspot.com
Correo electrónico: justiciaparanestorAlán@yahoo.com.mx

Categorías
Comunicado Sin categoría

Comunicado del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo

RUEDA DE PRENSA
“A un año de la muerte del joven Néstor Alán.
Actualización de un caso de violación al derecho a la justicia”.

A un año de que perdiera la vida Néstor Alán Rodríguez Licea por la grave imprudencia de Christian Arias de la Torre y Francisco Xavier Álvarez del Castillo Iñiguez, el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD), informa lo siguiente a la opinión pública:

1. Que en los hechos ocurridos el 26 de noviembre de 2006, el CEPAD advierte violaciones graves a los derechos humanos como al acceso a una justicia pronta, completa e imparcial; así como negligencia y abandono en la función de perseguir el delito; además de abuso y desvío de poder respecto a una recta procuración de justicia. Estos actos afectan a la sociedad en su conjunto y demuestran la debilidad del sistema de justicia en Jalisco, así como la existencia de impunidad.

Por estas razones y por la necesidad de impulsar cambios estructurales que modifiquen dinámicas que atentan continua y reiteradamente a las libertades fundamentales, el CEPAD ha documentado, desde principios de 2007, el caso de Néstor Alán Rodríguez Licea y realiza la defensa de los derechos de la familia Rodríguez Licea.

2. A través de la documentación de lo hechos, advertimos que la intervención de Fernando Arias Pérez, ex director de Comunicación Social del Gobierno del Estado de Jalisco y actualmente en la misma función desde la Secretaría de Gobernación, fue un factor que influyó notablemente para que los servidores públicos encargados de procurar justicia evitaran la aplicación de la ley penal plenamente y con ello beneficiar jurídicamente a su hijo Christian Arias de la Torre y al otro inculpado Francisco Xavier Álvarez del Castillo Iñiguez.

3. De la queja 2600/2006/II, que impulsamos de forma conjunta con la familia Rodríguez Licea y que se tramita en la Segunda Visitaduría General de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, se advierte que además de Fernando Arias Pérez, resultan involucrados en los hechos, como presuntos responsables de violar derechos humanos, los siguientes funcionarios públicos:

· 2 agentes del ministerio público, adscritos al Servicio Médico Forense y a la Agencia B especial para detenidos, respectivamente.
· 1 Secretario del Ministerio público adscrito al Semefo.
· 7 Policías investigadores del Estado dependientes de la PGJE.
· 2 Policías de la Dirección General de Seguridad Pública del Estado.
· 1 Policía de Vialidad y Tránsito.
· 4 peritos químicos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.
· 2 peritos médicos del IJCF.

Consideramos que dichos servidores públicos actuaron negligentemente y en clara omisión de procurar justicia o de cumplir como auxiliares de la misma, como en el caso de los peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Los fiscales optaron por subordinar la investigación de un delito, así como los principios de una justicia, imparcial, pronta y respetuosa de los derechos humanos, al poder político o influencia de una sola persona.

4. Con base en el derecho de conocer la verdad acerca de lo sucedido, así como las circunstancias y motivaciones que originaron las violaciones a los derechos humanos a las que hemos hecho referencia, esperamos que en el momento de resolverse la inconformidad, la Comisión Estatal de Derechos Humanos actúe de forma imparcial y utilice todas sus facultades para que se pronuncie por lo ocurrido y que determine que en los hechos se violaron derechos fundamentales, además de que deslinde responsabilidades y proponga modificaciones legales que impidan la repetición de éste tipo de hechos. El CEPAD trabaja intensamente para que lo anterior se cumpla cabalmente.

5. Finalmente, a la sociedad le hacemos un llamado para solidarizarse con la familia Rodríguez Licea. La justicia es un derecho y patrimonio de todos y todas los ciudadanos mexicanos.